31/08/2014

Errores que debemos evitar al construir una página web

A la hora de diseñar una página web hay ciertas cosas que se deberían de evitar para obtener un resultado que sea lo más atractivo posible de cara al cliente/usuario final.

Se trata de aspectos básicos al diseñar una página web y que sin embargo algunas veces se pasan por alto.

1.- Tipo de letra incorrecto

El tipo de letra que se utiliza en una página web suele ser un aspecto que muchas veces no se le presta la atención que necesita. El tipo de letra debe ser amigable a la vista y de fácil lectura, tener la forma correcta e integrarse perfectamente al diseño general de la web. Hay que evitar usar tipos de letra demasiado extraños, aunque tampoco hay que irse por la vía fácil y usar siempre Arial o Lucida Grande.

2.- Demasiados tipos de letra

Hay que evitar utilizar demasiados tipos de letras diferentes en el diseño de una página web. El abuso de demasiados tipo de letra podría terminar en un diseño inconsistente y de mal aspecto.

3.- Mala combinación de colores

La combinación de los colores de la página es fundamental. Si estamos faltos de inspiración, siempre se puede utilizar alguna herramienta online que nos ayudará con paletas de colores.

4.- Imágenes mal optimizadas

Las imágenes de las páginas web consumen gran parte de la carga de la web. Aunque las velocidades de conexión a Internet son cada vez más rápidas, no todos los usuarios poseen una conexión de gran velocidad. Por este motivo hay que optimizar adecuadamente las imágenes de nuestro diseño para que carguen rápidamente sin que pierdan demasiada calidad.

5.- Mala alineación

A no ser que nos encarguen un diseño asimétrico debemos asegurarnos de que la alineación de los elementos de la página es la correcta, cuidando espacios y márgenes. Un diseño mal estructurado causa una mala impresión sobre la página web.

6.-Incompatibilidad entre navegadores

La compatibilidad de la página web a los distintos navegadores es el punto más importante. Hay algunos programadores que programan para uno o dos navegadores, cuando como mínimo se debería hacer para los cinco más importantes que son Google Chrome, Mozilla Firefox, Safari, Internet Explorer y Opera. Aunque más que preocuparnos por los navegadores deberíamos de hacerlo por motores de renderizado como WebKit, Gecko, Trident, etc...